Hipoplasia de esmalte

Hipoplasia de esmalte

https://www.seleccionesveterinarias.com/files/

Marcello Rodrigues da Roza
Médico Veterinario. UFG. Brasil. Posgrado en Bioseguridad. FIOCRUZ. Máster en Ciencias Médicas. UnB. Doctorado en Ciencia Animal. UFG. Posdoctorado en Ciencia Animal. UENF. Práctica Privada en odontología. OdontoZoo


Introducción

Anomalías del desarrollo de los dientes son lesiones relativamente frecuentes, pero a pesar de eso, muy negligenciadas por los clínicos de pequeños animales.
La hipoplasia del esmalte es un término genérico que define los defectos cuantitativos del esmalte que se presentan como focos de espesor reducido del esmalte.
El tratamiento de estas manifestaciones, además de mejorar la apariencia clínica, que es secundaria, proporciona el correcto funcionamiento de la función masticatoria a través de la preservación de la dentición.
Además, el esmalte posee una estructura no porosa e impermeable que ayuda a prevenir la entrada de las bacterias orales en la pulpa dentaria.


Etiología

El esmalte dentario es el tejido mas mineralizado del organismo; posee origen ectodérmico, y recubre la corona de los dientes de los mamíferos. Está compuesto de cristales de hidroxiapatita dispuestos en prismas perpendiculares a junción con la dentina. Su desarrollo ocurre según un conjunto específico de circunstancias físicas y ambientales.
A pesar del reconocimiento que las enfermedades son distintas, hipoplasia y hipomineralización del esmalte serán aquí tratadas como defectos estructurales de la superficie del esmalte dentario. Estos defectos pueden ocurrir como un solo diente (hipoplasia focal) o afectar la dentición difusamente (hipoplasia generalizada).
Es importante la diferenciación de la amelogénesis imperfecta, que es un tipo hereditario de hipoplasia del esmalte con una base genética, aunque no sindrómica. Esta condición típicamente afecta a todos los dientes en las denticiones decidua y/o permanente.
Algunos factores, como el virus del moquillo canino (en cachorros jóvenes no vacunados) o la hipertermia prolongada, pueden causar depresiones y superficies de esmalte descoloridas debido a la falta del esmalte.
Influencias locales, como lesiones (incluso trauma en las extracciones de dientes deciduos) en un corto período de tiempo pueden causar lesiones localizadas o bandas que aparecen en los dientes en desarrollo.
La ausencia del esmalte deja la dentina expuesta, causando más sensibilidad y eventualmente, aumentando
el número de fracturas dentarias.


Manifestaciones clínicas

El reconocimiento de los cambios causados por la alteración es bastante fácil, ya que los elementos dentales se presentan con la superficie del diente con defectos en el esmalte y en general acumulación de placa (fig. 1).


Diagnóstico

El diagnóstico es rápido y fácil y se puede hacer mediante inspección visual y por medio de radiografías intraorales para evaluación de las raíces dentarias. Debe distinguirse de la caries dental, de las lesiones de reabsorción y de las lesiones que cambian el color y traumas en el esmalte.


Tratamiento

El tratamiento consiste en el raspado cuidadoso y detallado del esmalte en los elementos dentales afectados y su posterior recubrimiento con resina fotopolimerizable.
El primer paso es la eliminación de los márgenes del esmalte afectado. Esto se debe hacer bajo irrigación continua y abundante con fresas de granulación ultra-fina y puntas de pulido (fig. 2). Se debe cuidar de la extracción del tejido afectado, evitando quitar el esmalte que no sea necesario.
Hay que hacer la planificación del tratamiento correcto, previendo el número requerido de sesiones pre y posoperatorias. Después del ataque con ácido ortofosfórico a 37% por aproximadamente 15 segundos (fig. 3) y aplicación de agente de unión (fig. 4), el diente puede ser restaurado con resinas fotopolimerizables (fig. 5), ionómero de vidrio o incluso cubierto por coronas de metal. En general se obtiene buen resultado de salud y estético (fig. 6).

El propietario debe estar orientado correctamente, incluso sobre la posibilidad de fracturas de la resina y firmar el consentimiento informado.

El monitoreo debe ser sistemático, sobre todo cuando se restauraron muchos elementos dentales. El propietario debe ser alertado sobre el cuidado posterior con el fin de evitar que el paciente pueda morder cosas duras y fracturar las restauraciones.


Bibliografía

  • Boy S, Crossley D, Steenkamp G. Developmental Structural Tooth Defects in Dogs – Experience From Veterinary Dental Referral Practice and Review of the Literature. Front. Vet. Sci. 3:9, 2016.
  • Lobsprise HD. Hipocalcificación del esmalte. In: ____. Consulta veterinária en 5 minutos. Manual clínico: odontologia de pequenos animais. Buenos Aires: Inter-Médica Editorial, 2009, p. 107-111.
  • Marreta SM. Current concepts in canine and feline dentistry. In: Kirk RW editor. Small Animal Practice – Current Veterinary Therapy XII. Philadelphia: W. B. Saunders Company, 1995. p. 685-697.
  • Roza MR. Exame clínico da cavidade oral. In: _____. Odontologia em pequenos animais. Rio de Janeiro: LF Livros de Veterinária, 2004. p. 87-106.
  • Roza MR. Exame bucal em cães e gatos - Parte 2 – Elementos dentários. Medvep - Revista Científica de Medicina Veterinária - Pequenos Animais e Animais de Estimação; 2011; 9(29); 271-275.
  • San Román F, Perez C, Llorens P, Muñoz F, Rodriguez, J. Exploracion y diagnóstico en odontologia. In: San Román, F. Atlas de Odontologia de Pequenos Animais. São Paulo: Editora Manole S.A., 1999, p.
    55-77.

Tomado de “Consulta rápida en la clínica diaria”