Medicina veterinaria integrativa y aplicaciones prácticas en la clínica de pequeños animales

Medicina veterinaria integrativa y aplicaciones prácticas en la clínica de pequeños animales

https://www.seleccionesveterinarias.com/files/

Olga Lucía Quintero*; Francesc Minguell*
*Medicina Veterinaria Natural, Bogotá, Colombia. medvet.natural@gmail.com


Introducción

La evolución de la Medicina desde el siglo XIX, en el que se definía como «Curar pocas veces, aliviar a menudo, consolar siempre»,1 pasó por el impulso científico y técnico que trajo consigo el siglo XX y nos llevó al desarrollo de especialidades que fragmentaron a la persona dejando de verla como un todo. En esta etapa, la Medicina basada en la evidencia, con un paradigma “biologicista”, evalúa la disminución o supresión de síntomas, pero a menudo, se olvida de observar los riesgos o efectos secundarios adversos que representa para la salud.2 El siglo XXI se inició con la necesidad de cambiar el paradigma hacia un modelo más humanista, en el que se tuviera en cuenta una visión holística del paciente, donde se observará una relación beneficio-riesgo tanto en diagnósticos como en terapias, donde no solo se tuviera en cuenta la parte física del individuo sino también sus emociones y los aspectos sociales que le rodean.
La Organización Mundial de la Salud define la salud como: “El estado completo de bienestar físico y social de una persona”, y no solo la ausencia de enfermedad.3
Esta definición tomó cuerpo a partir de los años 50, cuando se constató que el bienestar humano trasciende a lo puramente físico. Por lo tanto, en el concepto de salud general se compone de:

  • El estado de adaptación al medio biológico y sociocultural.
  • El estado fisiológico de equilibrio, es decir, la alimentación.
  • La perspectiva biológica y social, es decir relaciones familiares y hábitos.

El pensamiento complejo desarrollado a partir de teorías, como la teoría general de sistemas, la física cuántica, la teoría general de la información, entre otras deja en evidencia que la Medicina Convencional no puede responder a estos nuevos planteamientos.1 En efecto, existe una relación mente-cuerpo, el organismo funciona como una red de sistemas, el proceso salud-enfermedad depende de fluctuaciones internas y perturbaciones externas que hacen que el estudio biológico y psicológico no sean suficientes. Aparece la necesidad de integrar otras Medicinas (natural, tradicional, oriental, ayurvédica,…) y se desarrolla una especialidad médica definida como PSICO-NEURO-INMUNOENDOCRINOLOGÍA (PNIE).1 Ésta integra todos los adelantos científicos de diferentes ciencias para estudiar las complejas conexiones que existen entre el sistema nervioso, el inmunológico, el endocrino y el psiquismo. Cómo el estrés y los factores emocionales y sociales son capaces de perturbar el equilibrio de estos sistemas.
Aparece la llamada Medicina Integrativa o Integral, que reúne los conocimientos de la Medicina Convencional con las Medicinas Naturales u Holísticas. Se define, según el NIH como: “La Medicina Integrativa es una combinación de tratamientos de la medicina convencional y de la medicina complementaria y alternativa para las cuales existen evidencias científicas de alta calidad que garantizan su inocuidad y eficacia” y, entre sus postulados reza “Ni rechaza la medicina convencional, ni adopta prácticas alternativas sin sentido crítico”. Es decir, que valora tanto la evidencia de eficacia y eficiencia de los diagnósticos y tratamientos, como el daño potencial que puedan ocasionar en el paciente, siguiendo el principio de la Medicina natural “Primum non nocere”, lo primero es
no dañar.
La Medicina Integrativa se sustenta sobre cuatro pilares fundamentales:

  • La Medicina convencional
  • La Medicina complementaria
  • La relación horizontal Médico-paciente
  • La participación activa y responsable del paciente (propietario-cuidador)3

Se trata de un enfoque de la medicina que integra muchos de los conocimientos históricamente disponibles para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Integra también todos los órganos del cuerpo en una unidad funcional incluyendo la mente y la parte emocional del paciente.
Surge como una respuesta a una necesidad social y un problema de salud generalizado: La cronicidad de ciertas patologías que aumenta de forma exponencial en la edad geriátrica.
En una sociedad con un número cada vez más elevado de personas y animales de compañía mayores y longevos, los especialistas de la medicina integrativa ofrecen a estos pacientes tratamientos complementarios a la medicina tradicional que les permiten reducir los efectos secundarios de los medicamentos y mejorar su calidad de vida. Se centra en analizar y tratar la causa del problema de salud siempre que sea posible.
Requiere un paciente o un cuidador proactivo, que participe de su proceso de mejora o curación y hace especial hincapié en las modificaciones de los hábitos de vida: Cuidado de la alimentación, ejercicio adecuado, estilo de vida y bienestar, y en la prevención.
Se pretende hacer una Medicina individualizada, no tratando enfermedades sino pacientes. Cada paciente es único y distinto a los demás, y requiere un abordaje personalizado, no un protocolo.
La Medicina integrativa busca una única Medicina: “La que cura a los pacientes”, y está más enfocada al estudio y promoción de la salud y el bienestar que a tratar la enfermedad.6
Es deber del buen clínico conocer todas las opciones diagnósticas y terapéuticas. Primero porque hay que ofrecer al paciente la mejor opción terapéutica para cada caso, y cuantas más opciones tengamos mejor. Y segundo porque tanto la Alopatía como la Medicina natural, mal aplicadas, conllevan riesgos para el paciente, tales como interacciones medicamentosas, efectos secundarios, etc.
No podemos despreciar Medicinas milenarias como la Acupuntura o la Ayurveda sólo porque no sepamos cómo funcionan, pues como escribió el Dr. Wayne Dyer “El nivel más alto de ignorancia es cuando rechazamos algo de lo que no sabemos nada”. Tampoco podemos pensar que los antibióticos o los corticoides no han mejorado la calidad de vida y la supervivencia de las personas y los animales. No se trata de aislar sino integrar dentro de la Medicina integrativa todos los instrumentos posibles para que el paciente se cure. Los estudios demuestran que cuando los tratamientos convencionales son
utilizados conjuntamente con las alternativas terapéuticas complementarias, se mejoran mucho los resultados.4 Es misión especial del veterinario señalar que la enfermedad, en muchas ocasiones, aparece como consecuencia de malos hábitos alimenticios y conductuales.
Porque, como bien dijera Louis Pasteur, “El microbio no es nada. ¡El terreno lo es todo!“.
La aplicación de la Medicina integrativa nos permite abordar pacientes con enfermedades crónicas que hasta ese momento recibían un tratamiento meramente paliativo, en vez de curativo. Con la ayuda del paciente y la aplicación de las terapias adecuadas para cada caso se busca insistentemente la curación total de la enfermedad y del enfermo.
La OMS, que representa el consenso de las principales organizaciones médicas internacionales y orienta las políticas públicas, aprobó una estrategia para los años 2014 a 2023 a favor de la integración de las medicinas tradicionales y complementarias en los sistemas nacionales de salud. Las recomendaciones de la OMS son muy claras:

  • Aprovechar la contribución de las medicinas tradicionales y complementarias a la atención de la salud centrada en las personas.
  • Promover la utilización segura y eficaz de las terapias complementarias mediante la reglamentación.
  • Fomentar la cobertura sanitaria universal por medio de la integración de las terapias complementarias en los sistemas nacionales de salud.3

En USA, en 1991 el gobierno norteamericano fundó la Agencia de Medicina Alternativa, que en 1998 se transformó en el Centro Nacional para las Medicinas alternativas y complementarias, y que en 2014 cambió de nuevo su nombre para finalmente ser el Centro Nacional para la Salud Complementaria e Integrativa. Los sucesivos nombres ilustran una evolución: Desde lo “alternativo”
a la “integración”. El principal objetivo de este departamento gubernamental es financiar la investigación, la formación y la divulgación.
En cuanto a la atención médica de la población, alrededor del 40% de los hospitales ofrecen alguna terapia alternativa. Por otra parte, la mitad de las facultades de medicina ofrecen formaciones específicas y más de cuarenta poseen centros de investigación, formación o atención integral.
En Japón, el 84% de los médicos japoneses utilizan medicamentos kampo (a base de plantas) y muchos son subvencionados. Combinan en los tratamientos ambas Medicinas.
En China, la medicina tradicional y la convencional se practican paralelamente en todos los niveles de los servicios de salud. Los ciudadanos pueden elegir libremente qué tipo de tratamiento quieren recibir.
En Medicina Veterinaria, debido a la mayor demanda por parte de los cuidadores de animales de este tipo de medicina para sus animales y por el creciente interés de los veterinarios por este nuevo enfoque, la Medicina Veterinaria Integrativa está creciendo en los últimos años. Sin dejar de lado las enseñanzas de las Universidades, los clínicos van incluyendo en su consulta diaria otras técnicas diagnósticas y de tratamiento de acuerdo a los principios de la Medicina integrativa. Las Universidades van incluyendo en sus programas de formación tanto en las asignaturas obligatorias como en las optativas, cátedras como Homeopatía, Acupuntura, Terapia Floral, Ozonoterapia, Aromaterapia, Terapia Neural, entre otras.
Con el abordaje de algunos casos prácticos siguiendo los postulados de la Medicina Veterinaria Integral se hará más comprensible para los Médicos Veterinarios clínicos este nuevo enfoque de la Medicina Veterinaria. 
Casos prácticos:

  • Cistitis idiopática felina (CIF).
  • Enfermedad Renal Crónica (ERC).
  • Displasia de cadera (DC).
  • Diarrea crónica con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (IBD)
  • Gingivoestomatitis crónica felina (GECF)


Cistitis idiopática felina (CIF)

La etiología de la cistitis idiopática es desconocida, pero se sabe que las anomalías no se localizan en vejiga si no que los gatos afectados tienen una mayor activación del sistema de respuesta ante el estrés. La activación del sistema nervioso simpático origina un mayor aumento de norepinefrina y catecolaminas en gatos con CIF que en gatos sanos en condiciones de estrés leve, acompañado de disminución de hormonas adrenocorticales y del tamaño de las glándulas adrenales. Esto provoca la activación de neuronas vesicales que originan una inflamación neurogénica dando lugar a dolor, sangrado, contracción de la musculatura vesical y alteración de la barrera de glucosaminoglicanos. Aumento de mastocitos en urotelio, desde riñón a uretra. Unido a esto, las urotoxinas presentes en la orina estimulan las terminaciones nerviosas y el dolor se acentúa. Por tanto, son gatos extremadamente sensibles a pequeños cambios en su entorno haciendo de la CIF una enfermedad impredecible. Los signos de la cistitis idiopática duran entre 5-7 días y recurren con intervalos.
Un trabajo publicado en 2011 en la revista J Feline Med Surg (Pieter AM Defauw et. al) concluyó que los gatos predispuestos son:

  • De carácter miedoso.
  • Nerviosos.
  • Con menores niveles de actividad.
  • Menor instinto de caza.
  • Mayor peso corporal.

El mismo trabajo sostuvo que el ambiente es deficiente en estos pacientes:

  • Son ambientes con varios gatos.
  • Hay conflicto entre los gatos.
  • Viven todo el tiempo dentro de la casa.
  • Problemas con la utilización de la caja sanitaria.

Como conclusión se podría indicar que la CIF no se controla solo con dieta y fármacos. Requiere un tratamiento integral, en el que se aborde: La alimentación, el dolor, las posibles patologías concomitantes, los factores ambientales y psicológicos del paciente, y la colaboración del cuidador.

Alimentación

Se ha publicado, tras diversos estudios, que las dietas secas favorecen la recurrencia de esta patología si se compara con dietas húmedas. En un estudio se alimentó a gatos con dietas secas y con húmedas. Los que ingirieron más agua tuvieron la cuarta parte de recurrencia: 11% de recurrencia versus 39%.
A partir del diagnóstico de CIF la dieta debería ser 100% húmeda. Las dietas húmedas obtienen orinas más diluidas y más frecuentes, lo que disminuye el dolor causado por el potencial irritativo de tóxicos sobre la mucosa vesical dañada. Se ha observado menor recurrencia de signos en gatos mantenidos con dietas húmedas específicas para cistitis idiopática que con dietas con igual formulación, pero secas. Si no es posible que tomen dieta húmeda, se deberá aumentar el consumo de agua mediante fuentes, aumento del número de bebederos o bien añadiendo agua a la dieta seca. Se deberá evitar el sobrepeso y la obesidad.
Glucosaminoglicanos: Estudios a largo plazo no demostraron cambios en la recurrencia de CIF entre el grupo control y placebo. Pero en esos mismos estudios, algunos individuos respondían bien. En medicina humana se ha observado una disminución del 50% de los signos en un 20% de los pacientes, requiriendo varios meses para ver respuesta positiva. Por tanto se recomienda su administración en gatos durante un mínimo de 3-6 meses en casos con recidivas frecuentes.

Dolor

Se puede manejar con opioides, AINEs o combinaciones de ambos, pero es más recomendable utilizar acupuntura y/o medicación biorreguladora para modular la inflamación y así evitar los efectos secundarios indeseables.

Patologías concomitantes

Es muy recomendable hacer revisiones clínicas exhaustivas a los pacientes. Las patologías más frecuentes que provocan ansiedad en los gatos son: Inestabilidad lumbosacra o síndrome de cauda equina, gingivoestomatitis crónica, IBD, …

Factores ambientales

El estrés no es la causa inicial, pero si es responsable de que la CIF se perpetúe. El tratamiento requiere que mejoremos drásticamente su entorno. A este grupo de medidas de mejora del entorno se les denomina por sus siglas en ingles MEMO (Multimodal Environmental Modification) y estudios científicos han probado su utilidad para reducir el estrés felino:

  • Aromaterapia/Feromonoterapia: Aplicación de feromonas o de aceites esenciales en difusor que ayuden a reducir el estrés ambiental en los gatos.
  • Terapia de juego: El juego es una actividad diaria fundamental para un gato independientemente de la edad de éste. Los gatos que no juegan son susceptibles de presentar mayores alteraciones en su comportamiento.
  • Bandejas de arena adecuadas para el gato y en número suficiente para los gatos o grupos de gatos que hay.
  • Rascador: Cada gato debe disponer de un rascador. Éste debe situarse en la zona de descanso del gato y, si es posible, que tenga uno de varias alturas al lado de una ventana para que pueda asomarse y entretenerse con el exterior.
  • Comida: A libre disposición, pero utilizando un comedero complicado que haga que el gatito saque su comida poco a poco, evitando la ansiedad de no tener comida disponible, y permitiendo que coma varias veces al día con ejercicio.

Factores psicológicos

Según la personalidad de cada gato se podrá utilizar medicación, aromaterapia o terapia floral para reducir el nivel de ansiedad y estrés.

Colaboración del cuidador

Debe haber una participación activa del cuidador-propietario con la orientación del médico veterinario para conocer bien la enfermedad y los signos precoces de esta patología y poder actuar ante los primeros síntomas.


Enfermedad Renal Crónica (ERC)

La Insuficiencia Renal (IR) es un estado de disminución de la función renal que supone anomalías persistentes como la incapacidad para concentrar la orina y azotemia.7 Normalmente cuando hablamos de un proceso de enfermedad, habitualmente de más de 2 meses, asociado a una pérdida de nefronas con frecuencia progresiva, nos referimos a enfermedad renal crónica (ERC)

El riñón es incapaz de realizar su trabajo cuando el deterioro del parénquima renal alcanza el 66% de las nefronas funcionales. La nobleza del órgano y la capacidad de hiperfunción de las nefronas sanas (las cuales actúan, cada una, como unidades separadas) mantienen la mayor parte de las funciones renales (insuficiencia renal compensada) hasta que el porcentaje de destrucción de nefronas alcanza el 75% (insuficiencia renal descompensada), período en el cual la cantidad de nefronas sobrevivientes no puede garantizar el mantenimiento de las funciones de homeostasis que dependen del riñón.8 Independientemente de que la causa primaria subyacente afecte al glomérulo, túbulos, intersticio o vascularización renal, la afección de cualquier porción de la nefrona supone la falta de función de la nefrona entera, siendo reemplazada por tejido conectivo fibroso. El daño de las nefronas asociado a la ERC normalmente resulta irreversible; debido a esto raramente puede determinarse la causa específica una vez establecido un daño renal avanzado. El diagnóstico 
precoz de la enfermedad (SDMA, relación proteínas/creatinina en orina,…) es fundamental.
Los objetivos terapéuticos recomendados en el manejo del paciente con ERC son:

  • Control y regulación del equilibrio hídrico.
  • Control y manejo de la gastritis urémica.
  • Control y manejo de la azotemia.
  • Manejo de la anemia no regenerativa.
  • Manejo de alteraciones del fósforo.
  • Manejo de alteraciones del calcio.
  • Control estricto de la nutrición.
  • Control de la causa primaria.
  • Manejo de presión arterial
  • Estimulación del apetito.

¿Cómo podemos ayudarle con Medicina integrativa?

Recordemos que tratamos pacientes, no enfermedades. Además del tratamiento habitual podemos observar otras terapias para aumentar la esperanza de vida y mejorar la calidad de la misma:

Nutriterapia

El pronóstico del paciente con ERC depende de la correcta alimentación y de la ingesta. Las Dietas “Renales” hipoproteicas solamente son interesantes en las primeras etapas IRIS, además se debe tener en cuenta la baja palatabilidad, el estado de desnutrición del paciente, la edad, los hábitos. Teniendo en cuenta que no existe la dieta ideal, se ha demostrado que la alimentación natural preparada individualmente es mejor aceptada por los pacientes. Se debe observar los niveles de P, Ca, Zn, vitaminas C, E y D, aminoácidos (metionina), grado de anemia,…
La nutriterapia según la Medicina tradicional China ofrece tipos de alimentos para tonificar Yin, Yang o Qi de Riñón, según la condición del paciente.

Medicina biorreguladora

Se puede utilizar teniendo en cuenta que no presenta efectos secundarios adversos para cubrir diferentes objetivos: Mejorar la efectividad de las nefronas funcionales restantes mediante la nefroprotección de las mismas, mejorar la sintomatología, proteger a la mucosa oral, gástrica e intestinal, proteger las vías urinarias, estimular la inmunidad para evitar infecciones secundarias. Algunos
medicamentos posibles serían:

  • Solidago: Estimula mecanismos de defensa del riñón.
  • Berberis: En procesos inflamatorios e irritativos del tracto urogenital.
  • Coenzyme: Crea condiciones para reactivación del funcionamiento celular.
  • Ubichinon: Estimula la reactivación de sistemas enzimáticos.
  • Nux Vomica: Aparato digestivo.
  • Mucosa: Protector de mucosas.

Acupuntura y moxibustión

Se puede mejorar la función renal, estimular el apetito, reducir los vómitos, aumentar la energía vital con la estimulación de diferentes puntos de acupuntura, bien sea con agujas, con moxibustión o con una combinación de ambas técnicas. Por ejemplo: 23V, 52V, 3R, 6R, 6VC, 12VC, 36E,…

Terapia del comportamiento:

Las emociones relacionadas con los riñones son el miedo y la voluntad, las ganas de vivir. El factor patógeno externo que más les afecta es el frío. Por lo tanto, cualquier factor estresante que produzca miedo al paciente va a empeorar el cuadro, y se debe evitar. La temperatura, tanto en el ambiente como en la alimentación (oral y parenteral) influye también en la evolución del caso.
Puede ser de ayuda la utilización de aromaterapia, Flores de Bach, feromonas para mejorar el ambiente y disminuir el estrés en los pacientes tanto en hospitalización como en la casa. Se debe pensar en hacer hospitalización selectiva, algunos pacientes mejoran si se les envía a casa durante la noche.

Acompañamiento al cuidador

Los propietarios-cuidadores de los pacientes deben conocer que la ERC es irreversible, tiene fecha de caducidad, no se cura. Una información correcta y una buena comunicación influye en el pronóstico y en la longevidad del paciente con ERC. Explicar bien en qué consiste la ERC ayuda a que los cuidadores se hagan más responsables y proactivos, así no olvidan las visitas de seguimiento y los controles de niveles de proteinuria, P, Ca, creatinina,…
Estarán más pendientes de los cambios de comportamiento, del estado corporal, aseo, aspecto del pelo, y otros signos de alerta de la ERC. Serán más conscientes de la importancia de la correcta nutrición y del ambiente (frío, miedo, estrés).


Displasia de Cadera (DC)

Displasia significa “formación anormal”, por lo tanto se puede definir como “La formación o el desarrollo anormal de la cadera”.
La DC es una patología del desarrollo etiológicamente compleja. Se ha estimado que entre un 40-60 % de la vulnerabilidad a desarrollar esta patología es de origen genético. El modo de transmisión no es unifactorial sino que en la transmisión de esta alteración intervienen varios genes menores o poligenes. Además hay otros factores no genéticos que intervienen en la manifestación de esta enfermedad: La nutrición, la velocidad de crecimiento, el ejercicio, el ambiente,…. En resumen, el cachorro heredará de sus padres una mayor o menor predisposición o vulnerabilidad a desarrollarla y, según como se dé su crecimiento (nutrición, tasa de ejercicio, tasa de crecimiento...), manifestará displasia de cadera.

La DC aparece en principio como una debilidad o laxitud en los tendones y músculos que se encuentran alrededor de la articulación de la cadera. La articulación no se desarrolla normalmente si no hay congruencia entre la cabeza femoral y el acetábulo.
Si somos capaces de corregir esta debilidad de músculos, tendones y ligamentos a una edad temprana, antes de que el perro haya terminado su crecimiento, podremos conseguir que la articulación de la cadera se desarrolle
normalmente y no sea “displásica”. Si un cachorro finaliza su crecimiento con una cadera normal no desarrollará DC.9

Abordaje integrativo
Alimentación

Se ha demostrado que una alimentación excesivamente energética y rica en proteína es perjudicial para el crecimiento de razas grandes, favoreciendo la progresión de la DC.10 Una buena dieta natural, equilibrada, que favorezca el desarrollo muscular y que evite el sobrepeso durante la fase de crecimiento evitará la progresión de la enfermedad. Los suplementos minerales no son recomendables.
El aporte de condroprotectores (sulfato de condroitina, glucosamina,…) ha demostrado ser eficaz.

Acupuntura

La acupuntura no sólo se utiliza para reducir el dolor. Para un veterinario acupuntor medianamente formado, corregir el desequilibrio entre sistema óseo y muscular (causa predisponente para la DC) es una tarea asequible con unas seis sesiones.11,13
En los casos en los que se observa gran dolor articular, el tratamiento con implantes de oro periarticulares ha mostrado efectos beneficiosos.
Si se desarrolla una artrosis coxofemoral se puede utilizar la Técnica de los Implantes de oro periarticulares o bien los Microimplantes intraarticulares.12

Pauta de ejercicio

Está demostrado que el reposo absoluto favorece la progresión de la DC. El exceso de entrenamiento y trabajo durante el crecimiento aumenta las probabilidades de inflamación e incongruencia articular. El ejercicio moderado que permita un buen desarrollo muscular y tendinoso permite un crecimiento equilibrado en los cachorros.

Acompañamiento del cuidador

Para llevar a cabo todas estas recomendaciones durante la etapa de crecimiento es fundamental la colaboración del propietario-cuidador. Se recomienda explicarle bien el origen y desarrollo de esta enfermedad para promover un comportamiento proactivo.


Diarrea crónica con IBD

En el siglo V a.C., Hipócrates, el padre de la Medicina, aseguraba que “Todas las enfermedades nacen en el intestino” y solo después de haber separado al sistema digestivo del individuo, varios siglos después estamos llegando a esta misma idea.

El tracto gastrointestinal constituye la principal superficie de intercambio y comunicación entre el medio externo y el medio interno. El individuo obtiene dos
importantes beneficios de la actividad del tracto gastrointestinal:

  • Defensa, por reconocimiento de elementos extraños y desarrollo de sistemas de prevención y rechazo de posibles agresiones desde el mundo exterior y
  • Nutrición, por la digestión y absorción de nutrientes.

Podemos afirmar con rotundidad que ambas funciones dependen no sólo de las estructuras propias del tubo digestivo (barrera mucosa, glándulas secretoras, sistema inmune de las mucosas) sino también de la presencia y actividad de las comunidades microbianas que colonizan el intestino. 15 La microbiota es un órgano más, perfectamente integrado en la fisiología del individuo.16 Los dos elementos funcionales (tubo digestivo y microbiota) son interdependientes y su equilibrio condiciona la homeostasis del individuo dentro de su entorno ambiental.
El término “microflora” o “microbiota” hace referencia a la comunidad de microorganismos vivos reunidos en un nicho ecológico determinado. La microbiota del perro contiene una carga bacteriana de 10 x 1014, aproximadamente.17 Esta microbiota genera un autoequilibrio donde los diferentes tipos de bacterias realizan un control de las mismas. Por esto podemos concluir que una disbiosis se produce por la disminución de las familias de bacterias encargadas de controlar a las bacterias patógenas. A medida que avanzamos en el recorrido del aparato digestivo crece significativamente esta microbiota, empezando desde 10 a 1014 en colon.
Está establecido el papel crucial del intestino en el sistema inmunitario, metabólico y hormonal, así como en la relación eje intestino-cerebro, por lo que es uno de los actores principales en este “sistema”.18 Este eje está formado por la microbiota, los sistemas nervioso entérico, autónomo, neuroendocrino, neuroinmune y el sistema nervioso central.19 El sistema nervioso entérico se encarga del funcionamiento básico gastrointestinal (motilidad, secreción mucosa, flujo sanguíneo), y el control central de las funciones del intestino se lleva a cabo gracias al nervio vago.20 Este complejo eje conforma un sistema de comunicación neurohumoral bidireccional conocido desde hace tiempo. Los investigadores Furness y Costa14 (Australia) identificaron una veintena de neurotransmisores que son producidos y utilizados por el aparato digestivo (¡Estos son los mismos que los del cerebro!). Las placas de Peyer ubicadas en el intestino, contienen del 70 al 80% de las células inmunitarias.

Abordaje desde la Medicina integrativa
Nutriterapia

La alimentación es el pilar fundamental para mantener la microbiota. Las reacciones adversas a los alimentos son cada vez más frecuentes. Cuando el cuerpo reacciona de forma negativa a la comida, intenta controlar el daño enviando moléculas mensajeras del sistema inmunológico que detonan una reacción inflamatoria para distinguir a las partículas del alimento como enemigas. El proceso suele causar daños en el tejido, y las paredes del intestino se ven comprometidas, causando lo que se conoce como “síndrome del intestino permeable”. La inflamación es la piedra angular de muchos trastornos y se inicia cuando el sistema inmunológico reacciona a la presencia de una sustancia en el cuerpo del individuo.

Prebióticos y Probióticos

Los prebióticos más utilizados son los FOS (fructooligosacáridos) y los arabinogalactanos, son fibras fermentables que son descompuestas por las bacterias intestinales y liberan los ácidos grasos de cadena corta que acidifican el tracto intestinal, perjudicando a las bacterias patógenas y favoreciendo el crecimiento y la actividad de las bacterias lácticas.
Los probióticos (bacterias vivas) deben de incluir un número elevado de microorganismos y a ser posible, con varias cepas, los productos multicepa han mostrado una mayor eficacia.

Medicina biorreguladora

Con la Medicina biorreguladora damos las herramientas a la célula para que pueda responder ante los cambios que se presentan, buscamos conseguir un efecto antiinflamatorio, resolver los desórdenes catarrales e infecciosos de las mucosas de cualquier tipo y localización, y la capacidad de regenerar las células dañadas a través de la regulación de la actividad proinflamatoria y antiinflamatoria de las citoquinas.

  • Aconitum napellus: Mejora vasotonía y tiene efecto analgésico y hemostático.
  • Arnica montana: Mejora cicatrización y tiene efecto analgésico y antiinflamatorio.
  • Atropa belladona: Efecto antiinflamatorio.
  • Calendula officinalis: Efecto analgésico y cicatrizante.
  • Chamomilla matricaria: Anti- inflamatoria, favorece la cicatrización y estimula tejido de granulación.
  • Echinacea angustifolia: Efecto antiinflamatorio y eleva defensas.

Transplantes fecales

Debido al pH del estómago de perros y gatos, el aporte de probióticos no siempre es efectivo. En algunas patologías graves el uso de transplantes fecales es necesario para recuperar el equilibrio en la microbiota. Se debe conocer la microbiota del paciente, en qué tipo de bacterias es deficiente, y buscar un donante apropiado para equilibrarla. Este procedimiento es poco costoso y es de una gran efectividad.


Gingivoestomatitis crónica felina

La GECF es una enfermedad de etiología desconocida y probablemente multifactorial, de tratamiento complejo y pronóstico reservado.Se caracteriza por presentar un curso crónico, con períodos intermitentes y alternados de curación y daño, una ausencia de respuesta permanente a los tratamientos instaurados, pues apenas se suspenden, los síntomas vuelven a aparecer.
La hipótesis más adecuada es que se produce por una respuesta inmunitaria inadecuada y exagerada de la mucosa oral frente a la estimulación crónica que ejercen los diferentes antígenos orales. Además, podrían contribuir otras enfermedades orales concurrentes como la enfermedad periodontal y la resorción dental.
Los factores que pueden estar desencadenando esta afección son: Enfermedades infecciosas crónicas de tipo viral como Calicivirus, FIV y FeLV, aunque su diagnóstico tan solo se comprueba en el 75-80% de los casos, Infecciones bacterianas (Bartonella, Pasteurella, Porphyromonas spp), Alergias alimentarias (algunas proteínas o aditivos alimentarios que contribuirían a la reacción inmunomediada).

El sistema inmunitario tiene una gran importancia en el origen de la GECF: Se observa un aumento de la proteinemia sérica por hipergammaglobulinemia policlonal, incremento de las IgA, IgM e IgG séricas y una mayor cantidad de IgM e IgG en saliva, pero una menor cantidad de IgA en la misma.

Abordaje integral
Alimentación

Es conocido que el 70% del sistema inmunitario está en el tracto digestivo. En estos casos, es fundamental hacer pruebas de alergias, intolerancias y reacciones adversas a los alimentos. Un buen porcentaje de estos pacientes mejoran y/o recidivan menos si son alimentados con dieta natural casera sin conservantes ni colorantes y excluyendo los alimentos frente a los que muestran signos clínicos.

Bacterias

Reducir la carga bacteriana es uno de los pilares del éxito en la terapia. Se deben realizar profilaxis dentales exhaustivas, utilizar antibioterapia y practicar exodoncias selectivas o parciales de las piezas más afectadas. Las exodoncias totales son muy discutibles, no son muy bien aceptadas por los propietarios ni por muchos veterinarios, y los resultados oscilan sobre el 50%.

Sistema inmunitario

Se recomienda el uso de inmunoestimulantes y de simbióticos (probiótocos y prebióticos) para mejorar la salud de la microbiota digestiva.
Se han obtenido excelentes resultados con Hemoacupuntura local. Esta técnica consiste en extraer una muestra de sangre del paciente y, tras procesarla con diferentes medicamentos, inyectarla en diferentes puntos de la cavidad oral. Se consigue aumentar el período entre crisis sin la necesidad de utilizar inmunosupresores.

Dolor

El manejo del dolor incide de manera notable en la evolución de los casos. Se puede manejar con AINEs, opioides, acupuntura, medicamentos biorreguladores, observando siempre la relación beneficio/riesgo. En casos severos de lesiones graves en el arco glosopalatino se han utilizado Implantes de oro (Local Gold Bead Implants).

Colaboración del cuidador

Comprender la enfermedad permite que el médico veterinario y el cuidador trabajen conjuntamente, actúen de forma precoz con los primeros síntomas y, en equipo, ayuden a ofrecer una más larga vida y de mejor calidad a los pacientes.


Conclusiones

En nuestra experiencia clínica la evolución de la Medicina convencional hacia la Medicina integrativa ha sido progresiva, y en los últimos años nos ha llevado a la conclusión de que debería llamarse simplemente Medicina Veterinaria. Esta forma de abordar los casos clínicos ofrece mejores resultados, mayor satisfacción para los pacientes, para los cuidadores y para el médico veterinario.
Trabajar en colaboración con especialistas en las diferentes ramas de la clínica veterinaria nos han ayudado a comprender más y mejor a cada paciente, y hemos podido aportar nuestra experiencia para conseguir mejores resultados integrando las diferentes técnicas terapéuticas. Hoy día tenemos pacientes más longevos y con mejor calidad de vida.


Bibliografía

  1. Medicina naturista, 2009; Vol. 3 N.º 2:86-91 I.S.S.N.:1576-3080, Psiconeuroinmunoendocrinología (PNIE), el Pensamiento Complejo y la Medicina Naturista, Rómulo Rodríguez Ramos, Judit Rodríguez Pérez.
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_medicina
  3. La cita procede del Preámbulo de la Constitución de la Organización Mundial de la Salud, que fue adoptada por la Conferencia Sanitaria Internacional, celebrada en Nueva York del 19 de junio al 22 de julio de 1946, firmada el 22 de julio de 1946 por los representantes de 61 Estados (Official Records of the World Health Organization, Nº 2, p. 100), y entró en vigor el 7 de abril de 1948. La definición no ha sido modificada desde 1948.
  4. Medicina integrativa, 2nd Edition, David Rakel, ISBN: 9788445819111, Elsevier Masson, 18th December 2008,
  5. Revista Científica de la Sociedad Española de Enfermería Neurológica, Volume 28, Issue 1, 2008, Pages 21-27, Medicina complementaria y alternativa evidencia disponible y beneficios en la enfermedad cerebrovascular, JoanaRodrigo Gil, RosaSuñer Soler, EsterAuger Albertí, M.CarmeMalagon Aguilera
  6. BMJ 2001; 322 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.322.7279.119 (Published 20 January 2001) Cite this as: BMJ 2001;322:119
  7. Couto G., Nelson R. (2010), Medicina interna en pequeños animales. Cuarta edición. Editorial Elsevier
  8. Minovich F., Paludi A. (2002). Libro de Medicina Felina. Primera edición. Editorial Aniwa SA.
  9. Enfermedades articulares y óseas hereditarias del perro. Autores: Joe P.Morgan, Alida Wind, Autumn P. Davidson. Editorial Inter-Médica.
  10. Diagnóstico y Tratamiento de la Displasia de Cadera. Autor: Dr. Miguel Ruiz Pérez. NutralSA, Gráficas Roal, S.A. 1996.
  11. Alternative and Complementary Veterinary Medicine. Autor: Are Simeon Thoresen. Acupuntura Veterinaria y Terapias naturales. Ed. Multimedica.
  12. Minguell Martín, F. Los Implantes de oro en las artrosis invalidantes. Revista Internacional de Acupuntura. Vol. 5. Núm. 2.páginas 57-61 (Abril 2011)
  13. Veterinary Acupuncture. Autor: Allen M. Schoen. Editorial Mosby.
  14. Furness JB, Costa M. Projections of intestinal neurons showing immunoreactivity for vasoactive intestinal polypeptide are consistent with these neurons being the enteric inhibitory neurons. Neuroscience. 1979 Dec 15(2-3: 199-204
  15. Bourlioux P, Braesco V, Koletzko B, Guarner F. Theintestine and its microflora are partnersfortheprotectionofthe host. Am J Clin Nutr 2003; 78:675-83.
  16. Backhed F, Ley RE, Sonnenburg JL, Peterson DA, Gordon JI. Host-bacterialmutualism in the human intestine. Science 2005; 307:1915-1920.
  17. Blanco JR, Oteo JA. Gut microbiota: so muchto explore! Expert Rev Anti InfectTher 2013; 11: 759-61.
  18. Collins SM, Bercik P. Therelationshipbetween intestinal microbiota and the central nervoussystem in normal gastro-intestinal function and disease. Gastroenterology 2009; 136: 2003-14.
  19. Felice VD, Quigley EM, Sullivan AM, O’Keeffe GW, O’Mahony SM. Microbiotagut-brainsignalling in Parkinson’sdisease: implicationsfor non-motor symptoms. ParkinsonismRelatDisord 2016; 27: 1-8.
  20. Foster JA, Rinaman L, Cryan JF. Stress and thegut-brain axis: regulation by the microbiome. Neurobiol Stress 2017; 7: 124-36.